¿Cómo tratar a un niño con baja autoestima? Cómo saber si mi hijo tiene baja autoestima y mejorarla

Es cierto que al igual que los adultos, los niños también sufren de distintos trastornos psicológicos que pueden afectarlos gravemente o a largo plazo. Y a pesar de que un niño es caracterizado por su actitud alegre y positiva, ellos también pueden ser víctimas de la baja autoestima. Aprende cómo protegerlos y sanarlos acá.

Índice()

    Cómo tratar a un niño con baja autoestima para mejorarla

    Lo primero que deben tener en cuenta los padres es que todos los niños son diferentes. Y si tienes más de un hijo, podrás darte cuenta de que son dos mundos completamente opuestos. Mientras que uno puede estar muy confiado y seguro de sí mismo, el otro puede estar lleno de dudas. Y saber esta realidad, es el primer paso para ayudar a tus hijos a superar su falta de autoestima: 

    consecuencias de la baja autoestima

    • Enseña a tu hijo cosas nuevas: Descubrir y aprender cosas nuevas siempre nos llena de alegría, especialmente a los niños que están descubriendo su entorno. Mientras más aprenden, más seguros están de sí mismos y mejora su autoestima.
    • Enseñales mediante el ejemplo: Cada vez que desees que tu pequeño aprenda algo nuevo, muestrale primero la mejor forma de hacerlo. Luego, lo mejor será dejarlos que ellos den su mejor esfuerzo, a pesar de que puedan cometer pequeños errores en un principio. Los desafios no deben ser muy difíciles para él, dele la oportunidad de sentirse orgulloso de sí mismo.
    • Elógialo: No se trata de elogiar excesivamente ya que en algunos casos podría sonar falso. Intente elogiar más la intención de intentar, y las cualidades específicas del niño en lugar del resultado. 
    • Olvídate de la crítica cruel: Lo que escuchan los niños de sí mismos en la boca de alguien más, solo se convierte en un reflejo de cómo se sienten ellos. Palabras crueles o dañinas solo desmotivan al pequeño haciéndole creer que no es capaz de hacer nada. Siempre se corrige con paciencia y con amor. 
    • Trabaje bajo las fortalezas del niño: Todos destacamos en algo, y esto es importante para que todos nos podamos sentir útiles en todo momento. Dele a sus hijos todas las oportunidades de desarrollar dichas destrezas y que puedan sentirse bien consigo mismos.

    Síntomas de que un niño sufre de baja autoestima

    A pesar de que estén pequeños, el estado de ánimo de un niño puede cambiar de un momento a otro. Quizás no a consecuencia de actitudes dentro del hogar, pero sí dentro de la escuela. Por lo tanto, es importante que los padres estén atentos a cualquier cambio negativo en su autoestima para mejorarla lo más pronto posible: 

    sintomas de la baja autoestima

    • Frases despectivas hacia sí mismos: Este es el primero síntoma de que algo anda mal en su autoestima. Ya que se expresa con frases cómo," soy un bueno para nada", "soy un estúpido"...
    • Se vuelven personas frustradas: Ante cualquier fallo que tengan o ante la más pequeña adversidad demuestra conductas de frustración o demasiado estrés. 
    • Inseguridad: Se demuestra con la falta de ganas de hacer algo que antes le encantaba realizar. O con frases como "no puedo hacerlo solo", "no lo lograré", "no sé si pueda hacerlo", "tengo miedo".
    • Son mucho más sensibles ante las críticas: Indiferentemente si es una crítica buena o mala, este tipo de cosas los afecta mucho más personalmente que a otros.
    • Miedo a intentar cosas nuevas: Ya que sienten constantemente que fracasarán, temen intentar o experimentar algo nuevo. 
    • Cambian los hábitos alimenticios: Se vuelven personas tristes que pierden el apetito muy a menudo. Notarás que mientras más baja autoestima tienen, peor son sus hábitos alimenticios. 

    Consecuencias de la baja autoestima en niños y adolescentes

    La baja autoestima puede resultar en ciertas consecuencias que se ven reflejadas en su actitud y personalidad con el paso del tiempo. Dando paso a problemas mucho más serios como: 

    • Desarrollo de actitudes violentas y mucha agresividad. Sucede especialmente por estar siempre a la defensiva. 
    • Ideas o intentos de suicidio. Cuando están en el nivel más bajo de la autoestima, sienten que ya no pueden continuar. 
    • Se sienten inferiores e incapaces, dificultándoles que se relacionen con cualquier persona. 
    • Desarrollan problemas con el alcohol o las drogas.
    • Pueden desarrollar anorexia o bulimia.
    • Desarrollo de conductas compulsivas.
    • Dificultad extrema para la interacción social. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más