¿Qué es ser una madre manipuladora, victimista o castrante? Psicoanálisis para madres sobreprotectoras

Todo hemos oído hablar de esas madres que manipulan a sus hijos para lograr lo que ellas quieren. Entérate qué es ser una mamá castrante y manipuladora para tenerlo en cuenta.

Si sabes qué es tener una madre castrante, sigue leyendo para que sepas qué debes hacer, cómo lidiar con una madre manipuladora.

¿Qué es ser una Madre Manipuladora, Victimista o Castrante? Psicoanálisis Madres Sobreprotectoras

Índice()

    ¿Qué es ser una madre manipuladora, posesiva o castrante?

    Una madre manipuladora y mentirosa es una mujer que está dispuesta a poseer a su hijo y tenerlo para el objetivo egoísta de complacerla y satisfacer sus necesidades, mientras que ese niño o adolescente crece con traumas y posibles problemas psicológicos.

    Las madres posesivas tienden a tener un amor enfermizo de madre a hijo, solo piensan en controlarlos para hacerse valer a sí mismas, y que sus hijos no tengan independencia. Son madres sobreprotectoras y se satisfacen si se hace solo su voluntad.

    bebe con un medico visita rutinaria de madre castradora

    La conducta controladora de estas mamás suele ser asfixiante y esto genera efectos castrantes en el desarrollo de los pequeños, porque no les está permitido hacer lo que les gusta, sino solo lo que la progenitora quiere que haga o considera que está bien. Son dominantes y no dan chance a la libertad plena de sus hijos.

    Esto no solo se ve en las madres, sino que también en sus papás. Existen padres que contribuyen a un objetivo egoísta en el que sus hijos solo hacen lo que este les pide, y lo peor de todo, es que no ocurre únicamente en la niñez; existen padres controladores de hijos adultos, y no dejan de echar sus actitudes negativas y dañinas de manera forzada hacia ellos.

    Hay estudios de psicoanálisis, Freud por ejemplo habló de ello, que explican estas conductas de madres castradoras y sobreprotectoras, conductas de padre castrante y en general, padres controladores obsesivos.

    ¿Cómo dejar de ser una madre o padre controlador o asfixiante?

    Una madre manipuladora y mentirosa usualmente es inconsciente de lo que está haciendo como madre, solo se deja llevar por el miedo a quedarse sola, a que sus hijos no la abandonen y pierda el poder sobre ellos.

    Para dejar de tener esta conducta, tanto la mamá como el papá deben ser consciente de ese miedo a quedarse sin sus hijos, y también tener en cuenta que los hijos no son de su propiedad.

    El empezar a soltar la necesidad de tener el control sobre sus hijos es un trabajo que se puede llevar de la mano con la ayuda de un profesional capacitado en relaciones de familia. Pero ojo, siempre debe existir la disposición por parte de los padres controladores a dejar a un lado todas las acciones que resultan asfixiantes y dañinas para sus hijos. Todo esto mientras los descendientes (hijos) vayan aprendiendo a lidiar con padres controladores.

    ¿Cómo pueden los hijos enfrentar y lidiar con una madre controladora?

    Por su parte, los afectados ante esta situación, los hijos, deben tomar acción para lidiar con sus madres. Se recomienda que ellos confronten y se atrevan a decir lo que piensan, además de aprender a defender su posición, con amabilidad y respeto.

    bebe con sueno cuidado por su madre

    Los hijos deben abandonar todo tipo de expectativa que tiene sobre sus padres y empezar a dar valor a sus ideas, a sus pensamientos. Se trata entonces de no complacerlos ni hacer lo que las madres castradoras quieren que hagan si los hijos no están de acuerdo. Tienen que establecer límites entre la obediencia y el complacer al capricho de la madre.

    Otra cosa importante es que el hijo sea asertivo, que se concentre en querer avanzar y salir de la toxicidad a la que está sometido por sus padres y tome el control de su vida. Los niños deben saber que solo ellos tienen el control de sus vidas, y eso no le compete a sus padres en lo absoluto. El hijo tiene que procurar su libertad y los padres deben permitirlo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más