Cómo saber cuál es la talla de zapatos o zapatillas de mi hijo ¿Qué número calza?

Los niños siempre están en constante crecimiento, y a veces saber qué número calzan no es tan fácil. Puede que un año sus tenis favoritos les queden pequeños, o simplemente se deterioren antes de tiempo. Por esta misma razón es importante que como padre sepas cuál es la talla que calzan tus hijos en cada etapa.

Si tu intención es averiguar el número de zapatos de tu hijo, en este artículo te daremos pautas y métodos para que puedas saber el tamaño de zapatillas ideal. Y a su vez obtengas conocimientos sobre qué tener en cuenta antes de comprarle tenis.

Índice()

    ¿Cómo saber cuánto calza mi hijo?

    Existen muchas maneras para saber cuánto calza tu hijo. Una de ellas es medirle el pie, así de sencillo, sabrás correctamente que número de zapato es tu niño/a.

    padres con su hija sentados disfrutando
    Se recomienda poner el pie de tu niño descalzo sobre una hoja de papel en blanco. Con un bolígrafo o lápiz, harás una marquita de punta a punta, ósea desde el dedo gordo hasta el talón. Para así saber cuál es la medida correcta que calza tu hijo.

    Para obtener la medida de los pies de un bebé, puedes optar por hacerlo con una regla directamente, con el pie siempre bien estirado, ya que acostumbran a retraer los dedos.

    Con estas referencias ya marcadas, dibuja una recta, que se formará entre esos dos puntos, del dedo al talón, o marca en la regla. La medida que te dé en centímetros entre ambos puntos es la medida de zapatos de tú hijo.

    Métodos sencillos para obtener las medidas correctas del calzado en niños

    Para medir correctamente el pie de tus hijos toma en referencia un zapato que le quede bien, y haz lo siguiente:

    Con un metro metálico puedes hacerlo, bien sea por el interior del zapato. Hasta que llegue a la punta de este, forma una L con la cinta para llegar a medir bien el talón. O por fuera para mayor seguridad aunque puede que de unos centímetros de más.

    Puedes guiarte fácilmente también por el número de zapatos. Que por lo general todos traen uno para indicar la talla.

    Cada niño es distinto, es cierto que existen parámetros aproximados, pero nunca son exactos. Destaco el punto de que hay niños que tallan encima de lo establecido y otros por debajo. Por ello asegurase bien de la medida que calzan es mucho mejor.

    ¿Cómo elegir la talla de zapato adecuado para mi hijo?

    Una vez ya sabes la medida de calzado de tu hijo, Deberías tener muy presente los siguientes puntos a tratar, para cuando tengas que comprar zapatos para él.

    La talla adecuada. Es muy importante elegir bien, el calzado correcto para evitar perder tanto tiempo, molestias al niño por lo ajustado o grandes que pueden ser y otras cosas más.

    Si les compras unos zapatos justos rápidamente les quedarán pequeños y les apretarán. Esto lo puedes resolver verificando como le queda, probándose el zapato con medias, justo en la tienda. Te aconsejo que cuando lo tenga puesto, apretes la punta del zapato, dejan uno o dos centímetros de espacio libre.

    El calzado está hecho para proteger los pies, y en el caso de los niños pequeños, para moldear su manera de caminar. Por eso debemos elegir un calzado cómodo, que no cause molestias porque pueden producir llaguitas. Y que además ofrezca transpiración a los pies, para un caminar seguro y libre del pequeño.

    Asegúrate también de que al probárselos en la tienda, puedan caminar correctamente y sin ningún problema. Por eso observa con atención si caminan de forma diferente al usar esa medida de zapatos, porque se de ser así posiblemente no sea la indicada. Y por supuesto mantente atenta de si le causa alguna molestia o incomodidad.

    retrato del calzado de un bebe

    En el caso de los bebés, los padres deben tener en cuenta que sus zapatos no están hechos para caminar, si no de accesorio o para proteger del clima, sobretodo del frio.  Deberás fijarte de que el calzado sea bastante seguro, cómodo y equilibrado para su piecito.

    Este calzado no debe tener tanta rudeza, o ser de materiales muy rústicos y fuertes. Ya que los pies de los bebes son mucho más sensibles y flexibles.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más