¿Cómo regenerar o restaurar las uñas dañadas de manos y pies y endurecerlas? Remedios caseros para repararlas

como regenerar las unas

¿Deseas saber cómo regenerar uñas dañadas? Si has llegado hasta aquí, probablemente necesites ayuda urgente. Ya que suele ser un problema muy común entre las chicas que aplican manicuras muy fuertes.

Con el paso del tiempo, las cutículas se van debilitando y por lo tanto las uñas dejan de recibir los nutrientes que necesitan. Por lo tanto, se debilitan cada vez más, perdiendo fuerza y resistencia.

Pero no te preocupes, si has notado que tus uñas se tornaron muy quebradizas y frágiles, te dejamos los mejores consejos para que las repares desde las raíces y puedas sanarlas por completo y como reparar las uñas después del gel.

Índice()

    Cómo regenerar o restaurar las uñas dañadas por el acrílico o gel

    Si sufres de uñas quebradizas y deseas restaurarlas, ten en cuenta que lo primero que deberás hacer es mejorar tus hábitos de vida, y alejarte de las uñas en gel por un tiempo.

    remedios caseros para regenerar las unas

    A pesar que las uñas naturales puedan dañarse por el acrílico, una de las principales razones de por qué se deterioran es por la mala alimentación. Así que, para regenerar las uñas dañadas comienza con un régimen alimenticio mucho más saludable. Lleno de vitaminas A, B, C y E.

    • Aceite de oliva

    El aceite de oliva ha demostrado ser un potente complemento para nutrir y reducir la sequedad de las uñas quebradizas. Por lo tanto, con sus ácidos grasos esenciales y vitaminas volverán poco a poco la vida a tus uñas.

    Sumerge todas tus uñas en una taza de aceite de oliva y mantenlas allí durante 20 minutos aproximadamente. Luego, lava tus manos muy bien y sécalas.

    • Aceite de almendras y huevo

    Cuando se trata de reparar las uñas que tuvieron contacto excesivo con químicos, este será la solución ideal. El aceite de almendras se encarga de nutrir las uñas y en combinación con el huevo, ambos funcionan como un potente antioxidante.

    Mezcla una cucharada de aceite de almendras con un huevo pequeño. Bate la mezcla hasta que se vuelva completamente homogénea y sumerge las uñas durante 30 minutos.

    Cómo fortalecer las uñas con endurecedor de uñas

    Si lo que estás buscando son unos resultados más rápidos y te preguntas como fortalecer las uñas después de quitarme las de gel, puedes ayudarte productos endurecedores de uñas. Estos suelen ser una rápida opción dependiendo de qué tan desocupada esté tu agenda.

    La aplicación de este tipo de productos suele ser muy sencilla, y puedes encontrar todo tipo de productos. La mayoría de las presentaciones son pequeños frascos parecidos a los de pintura con los que podrás aplicar el remedio directamente a tus uñas.

    Estos efectos generalmente suelen ser muy rápidos y efectivos. Pero debes tener mucho cuidado de que los ingredientes no sean tóxicos para ti.

    Remedios caseros para reparar las uñas de manos y pies

    Cuando duras demasiado tiempo utilizando uñas falsas, tus uñas verdaderas se pueden debilitar en exceso. En estos casos, puedes ayudarte de ciertos remedios caseros que se asegurarán de proteger y regenerar uñas dañadas.

    regenerar las unas paso a paso

    • Esmalte a base de ajo

    ¿Tienes un esmalte de uñas incoloro? Este puede convertirse en tu mejor ayuda si le aplicas un poco de ajo. Este condimento es muy conocido por sus efectos fortalecedores y endurecedores en las uñas. Es un excelente remedio casero para que no se quiebren las uñas.

    Machaca tres dientes de ajo medianos, y viértelos todos dentro de tu esmalte de uñas incoloro. Deja que la mezcla se repose un día para que el ajo suelte todos los componentes.

    Aplica varias capas del esmalte asegurándote de cubrir muy bien las cutículas. Puedes dejarlo por una semana, y luego repetir, ya que los efectos serán continuos con este restaurador de uñas.

    • Menta y manzanilla para fortalecer las uñas

    Si tus uñas luces muy resecas y están débiles, utiliza la menta y la manzanilla para devolverles la vida.

    Licua 5 hojas de menta fresca con 2 cucharadas de manzanilla. Agrega una taza de agua hirviendo y una cucharada de aceite de oliva. Licua hasta que todo esté correctamente integrado.

    Deja reposar la mezcla por 30 minutos, y sumerge tus uñas por 30 minutos más. Repite este tratamiento dos veces a la semana y verás como tus uñas te lo agradecen.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más