¿Cómo quitar o eliminar las manchas amarillas o de nicotina de los dedos y los dientes?

dientes blancos sin nicotina

El hábito de fumar puede traerte muchas desventajas y defectos aún peores que los estéticos. No obstante, las manchas amarillentas o dedos de fumador, ocasionan mucho desagrado. Estas manchas que causa la nicotina y quedan impregnadas en tus dedos son una molestia de la que no es fácil deshacerse.

Sin embargo, difícil no es igual a imposible y el remedio para lo difícil es el conocimiento. Por lo tanto, siempre existirán remedios y algún que otro truco de casa que debes conocer para ayudar a librarte de están imperfecciones. Sigue esos pequeños procedimientos y ayudará a erradicar esas manchas no solo de los dedos si no de los dientes también.

Índice()

    ¿Cómo quitar manchas amarillas de los dedos y uñas?

    Un método muy conocido para quitar las manchas de nicotina de los dedos, es con un limón. Corta un limón y frótalo contra tus dedos con cuidado pero con firmeza. Frota hasta humedecer completamente las manchas y luego enjuágate con agua caliente. Repite el proceso varias veces (preferiblemente  cinco) por día y poco a poco veras el efecto.

    El limón ayuda a exfoliar tu piel removiendo las células muertas y quita lo amarillo de los dedos. Otro método conocido con otro alimento diferente es con  una papa.

    Corta la papa en un trocito y haz el mismo procedimiento. Talla bien la mancha con la papa y luego enjuaga con agua normalmente. La papa es más suave a la piel que el limón y puedes repetir este proceso más veces por día.

    cuidado para unas amarillas

    Sin embargo otro método más popular y el más sorpresivo, involucra a una aspirina. Deberás macharla y mezclarla con agua para formar una pequeña pasta. Luego, con un cepillo unta la crema en los dedos y deja reposar por 15 minutos. Luego, enjuaga tus dedos y remoja las puntas.

    ¿Cómo quitar manchas de nicotina de los dientes?

    Para los dientes los procesos son más delicados ya que el esmalte en sí es delicado. Un remedio controvertido es el limón, ya que aunque tiene propiedades blanqueadoras, es un ácido y erosiona el esmalte dental. Por lo tanto, hay que emplearlo con suma precaución ya que su efectividad aunque buena, puede traer otros efectos a los dientes.

    La manera de usarlo es humedeciendo el cepillo con su jugo y aplicarlo suavemente. No hay que presionar, sino hacer movimientos gentiles circulares. Después de esto, lava tus dientes con tu pasta habitual para limpiar el limón restante. Aunque el limón ayuda a eliminar estas manchas, es dañino para esmalte por lo que no es recomendable que lo uses más de dos veces por semana.

    Otros métodos para quitar las manchas de nicotina en los dientes, son las fresas o las cascaras de plátano y piña. Igualmente, su uso consiste en frotarlos gentilmente con tus dientes para lograr erradicar poco a poco la mancha. De igual manera, recuerda lavar tus dientes inmediatamente después ya que las frutas cítricas pueden dañar tu esmalte. Por lo tanto, usa con extrema moderación estos métodos.

    El carbón activado también es otro método útil que puedes usar con moderación. Basta con humedecerlo, hacer una pasta con él y aplicarla en tus dientes para que ayude a erradicar las manchas.

    Cómo evitar que se me manchen los dedos y dientes de nicotina

    Técnicamente, la opción más obvia sería dejar de fumar y no solo te evitarías las manchas. Sin embargo, siempre existe más de una solución sin necesariamente tener que dejar el hábito. Para los dedos, lo principal para evitar las manchas es no dejar que el humo del cigarro entre en contacto con tu piel. Esto puedes lograrlo de diversas maneras.

    sonrisa sana sin manchas

    Ya sea, usando guantes cuando vayas a fumar, usa una pipa o palito para sostener el cigarro o inmediatamente lavar muy bien tus manos con gel desinfectante al terminar de fumar. Es tan sencillo como evitar que el humillo entre en contacto con tus dedos, el prevenir las manchas amarillentas.

    Para los dientes puedes usar un protector bucal que los proteja del humo. O de igual manera, lavarlos muy bien inmediatamente luego de que fumes. Esto, aunque no garantiza que el hábito no dañe tu esmalte, de librará de la formación de las manchas rápidamente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más