¿Qué molestias puedo desarrollar durante el segundo trimestre del embarazo?

embarazada con zapatos

Si ya superaste el primer trimestre del embarazo, no descanses, ahora se presentarán las molestias durante el segundo trimestre del embarazo. Las mujeres que han pasado por un embarazo saben todo lo que esto implica; y las que aún no, deben estar preparadas para todos los cambios que se presentarán.

Estar embarazada es una experiencia que jamás se olvida. Desde pequeñas siempre se ha visto el embarazo como algo anormal y único, sin embargo, una vez se crece, muchas mujeres transforman ese pensamiento en el deseo de ser madre alguna vez. El embarazo es la etapa que implica grandes cambios hormonales, psicológicos y biológicos.

Índice()

    ¿Son normales las molestias durante el segundo trimestre del embarazo?

    Las molestias o dolores durante el embarazo estarán presentes desde el inicio, durante el embarazo e incluso después de él. Cada vez es más frecuente escuchar acerca de los dolores postparto, siendo un gran problema para las mujeres que piensan que después de dar a luz, estos desaparecerán por completo.

    Los síntomas que se presentan en cada etapa del embarazo nunca serán iguales para todas las madres. En el primer trimestre son muy comunes las náuseas, en cambio, con respecto a las molestias durante el segundo trimestre del embarazo son más comunes los dolores musculares y articulares.

    Pese a lo que muchos creen, las patologías o síntomas que se presentan en el embarazo no desaparecen del todo una vez se da a luz. En la conocida y tan temida etapa postparto también se pueden encontrar dolores pélvicos, incontinencia urinaria e incluso depresión.

    mujer con corazon embarazo

    Generalmente, durante el segundo trimestre de embarazo ya se ha confirmado la existencia de éste y se han tomado los consejos y cuidados de un médico.

    El cuidado que se da a partir del segundo trimestre quizá es el más relajado porque es el que implica menor riesgo, sin embargo, es importante estar atentos a todas las molestias durante el segundo trimestre del embarazo.

     ¿Cuáles síntomas se pueden presentar en el segundo trimestre?

    Todos saben que durante los primeros meses se presentan las temidas nauseas que pueden desaparecer en el comienzo del segundo trimestre o bien extenderse hasta que se está próxima a dar a luz.

    No obstante, el segundo trimestre viene delimitado por una serie de cambios o síntomas que por lo general empiezan a aparecer a partir de la semana 15 aproximadamente y los más conocidos son:

    Dolor en la espalda baja

    El dolor en la espalda baja también conocida como ciática es una de las molestias durante el segundo trimestre del embarazo más conocido, y por supuesto, una de las más molestas. A partir de la semana 14 el cuerpo empieza a presentar cambios mayores en su morfología.

    En esta etapa se empieza a notar mucho la panza y se sube más de peso, generando mayor esfuerzo  en la espalda. Esta es una de las mayores causas de los dolores en la espalda baja que incluso pueden llegar a producir dolores de espalda postparto.

    papa escuchando barriga

    Infecciones urinarias

    Cuando se está embarazada siempre se es más propensa a sufrir de infecciones urinarias. De hecho, se han visto muchos casos donde una vez tratada, vuelve a reproducirse a las pocas semanas. Si bien las infecciones urinarias son muy frecuentes, pueden llegar a ser peligrosas si no se tratan a tiempo.

    Contracciones ocasionales

    Las conocidas contracciones de Braxton Hicks son muy conocidas en esta etapa. Estas contracciones vienen delimitadas como calambres abdominales que pueden presentarse de manera ocasionar por la noche, luego de comer o incluso luego de mantener relaciones sexuales.

    Es importante mencionar que si estos dolores son muy recurrentes o dolorosos, debes acudir de inmediato al doctor.

    Adormecimiento en las extremidades

    Los calambres se presentan bastante durante este periodo de tiempo. Las piernas pueden verse adormecidas cuando se está mucho tiempo de pie, sentada o por las mañanas luego de levantarse. Es algo totalmente normal, aunque molesto. Del mismo modo puede tratarse con masajes por las noches que mejoren la irrigación sanguínea.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más