¿Qué medicamentos esta permitidos tomar en el embarazo y la lactancia si tengo gripe o estoy resfriada?

Cuando estamos en lactancia, es importante que, si estamos enfermas consumamos medicamentos que no afecten el proceso de creación de la leche materna en nuestro organismo.

Por esto, si estamos padeciendo de alguna enfermedad, lo ideal es que busquemos cuáles son los medicamentos adecuados para nuestra situación actual.

Para ayudarte con esta tarea, te mostraremos los medicamentos más efectivos y nada dañinos para mujeres en periodo de lactancia.

Índice()

    ¿Cómo saber si tengo gripe o estoy resfriada?

    Los síntomas de estas enfermedades suelen ser la fiebre, tos con flema o seca, fatiga, escalofríos, congestión nasal, estornudos, etc.

    Al surgir estos síntomas, es recomendable que la mujer empiece a ingerir una mayor cantidad de vitamina C y que evite estar en espacios cerrados y sin la ventilación adecuada.

    pequeno envase con frutas

    Sin embargo, hay que recordar que para evitar contraer estas enfermedades, es importante lavarse las manos constantemente y evitar el contacto con personas infectadas.

    Por ello, mientras estés en periodo de lactancia lo ideal es mantener tus espacios limpios y que te desinfectes constantemente.

    Es destacable que, si tu cuerpo es susceptible a las alergias, estos síntomas no necesariamente quieren decir que tienes gripe, puede que estés bien, pero que sufras de algunas de las consecuencias de las alergias.

    Medicamentos permitidos para la gripe durante la lactancia o el embarazo

    Primero, es necesario destacar que el virus causante de los resfriados y de la gripe no se transmite a través de la leche materna, por ello, sabrás que por este medio tu hijo no se contagia.

    Más sin embargo, como madre es primordial que alivie lo antes posible los síntomas de la enfermedad, ya que podrías llegar a infectar a las personas cercanas a ti.

    Teniendo esto en cuenta, los medicamentos con el menor riesgo durante la lactancia son los siguientes.

    • Ibuprofeno
    • Paracetamol
    • Dextrometorfano
    • Acetilcisteína

    farmaceuta agarra caja de medicina

    Estos medicamentos son fáciles de encontrar en cualquier establecimiento farmacéutico, puesto a que son muy demandados a nivel mundial, son considerada excelentes para este tipo de tratamiento.

    Recuerda, no está asegurado que el consumo de estos medicamentos pueda no tener un efecto que deteriore la salud del bebé.

    Debido a que estos poseen algunos químicos que podrían llegar a ser dañinos para el sistema del niño. A pesar de esto, el riesgo es muy bajo.

    Remedios naturales para la gripe durante el embarazo y la lactancia

    Muchos deciden inclinarse por tratar la gripe en la lactancia con remedios naturales y es que estos pueden llegar a ser más efectivos que los medicamentos comunes.

    Los medicamentos contienen sustancias químicas que, a pesar de aliviar una enfermedad pueden afectar otras partes del organismo.

    Por ello, para evitar situaciones como esta, lo recomendable es comer alimentos naturales, los cuales no tienen alteración químicas.

    Sin embargo, recuerda siempre consultar a tu médico especialista, ya que, algunos de estos casos pueden ser delicados y probablemente requieran una mayor atención con respecto a los medicamentos que se usan.

    Algunos remedios caseros para el resfriado en la lactancia son:

    • Naranjas, fresas, mandarinas y acerola. Estos alimentos tienen algo en común y es su alta carga en vitamina C que les permite fortalecer el organismo de la mujer.
    • Para la gripe y tos en la lactancia, puedes chupar caramelos de miel y jengibre, o en su defecto beber té de estas dos sustancias, esta combinación hará que la irritación e inflamación baje.
    • El té de limón y miel también es muy efectivo para hacer que la fiebre pase rápido.
    • Para el dolor de garganta y lactancia es muy útil hacer gárgaras de agua y sal, lo cual bajará la inflamación.
    • Otra recomendación de muchos profesionales es ponerse toallas humedad en la frente y axilas, para bajar la fiebre.
    • En casos extremos es necesario realizar un nebulización con suero fisiológico, para detener la congestión nasal.
    • Recuerda, es importante mantener el consumo de líquidos, así como también tratar de evitar el contacto físico con cualquier persona, como besos o abrazos.

    Estamos seguras de que con estos tips, no tendrás que volver a preocuparte por si tu hijo es afectado por alguna de las enfermedades que puedas sufrir. Para proteger a tu bebé, empieza contigo, pues si tú como madre estás bien, tu bebé también lo estará.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más