¿Por qué es importante el sueño en los niños y que duerman temprano?

El aprendizaje adecuado de los niños va de la mano con los buenos hábitos en la vida cotidiana. Desde bebés tienen que aprender la importancia del sueño, y disfrutar las horas de tranquilidad y recuperar fuerzas durante la noche. ¡Los bebés más sanos son aquellos que duermen mucho mejor! Y por lo tanto, es importante que los  padres presten mucha atención al dormir de sus hijos, y que fomenten los buenos hábitos desde recien nacidos. 

Índice()

    Beneficios del buen hábito para dormir en los bebés

    Está demostrado que los bebés aprenden mucho más mientras están dormidos. Toda la sinapsis que ocurre en su cerebro les permite retener toda la información obtenida durante el día de una manera más eficaz. Además, les provee beneficios como:

    buen dormir en bebes 

    Contribuye a un buen desarrollo físico

    Alojada en el cerebro del bebé hay una hormona llamada la hormona del crecimiento. Esta se activa y se libera mayormente durante las horas de sueño por las noches. Dicha hormona, actua reforzando los huesos, y liberando sustancias que mejoran el crecimiento y el desarrollo diario del niño. Así que si quieres que esta hormona pueda cumplir adecuadamente su función, tendrás que dejar que tu bebé duerma lo suficiente. 

    Recuperan fuerza y mucha energía

    Durante los primeros meses de vida, el cerebro de los bebés permanece en constante aprendizaje. Todo lo que ven, sienten u oyen es nuevo para ellos. Y por lo tanto, el cerebro se cansa de detectar los estimulos y de aprenderlos. Para recuperar fuerzas y estar listo nuevamente para aprender muchas cosas más, necesita de las horas de sueño prudente, además de diferentes siestas por la mañana y la tarde. 

    Desarrollan sus capacidades cognitivas

    Muchos pediatras afirman que un niño que duerme bien, tiene mucha más cantidad de materia gris que aquellos que no lo hacen. Ya que el sueño, según lo afirman los especialistas, es esencial para la maduración del cerebro, la memoria y el aprendizaje.

    Además, se pudo demostrar que los bebés y los niños que duermen mejor y durante más horas tienen muchas más facilidades para entender sus emociones, puedes resolver problemas más rápido, se concentran mejor, entre otras capacidades. 

    Les enseña un hábito de sueño saludable

    Con ayuda de un buen ejercicio físico, y una alimentación balanceada para los pequeños, el bebé aprenderá de muchos hábitos saludables que se quedarán con el por el resto de su vida. Además, que los niños sepan el balance entre la vida activa y las horas de descanso, les asegurará que puedan rendir mucho más en su día a día. 

    • Establece una rutina

    Para que el aprendizaje de los niños pueda ser más funcional, es necesario implementar diferentes rutinas. Mientras más acostumbrados estén a hacer algo, mejor lo harán y sabrán cómo adecuarlo a su día a día una vez que sean adultos. 

    ¿Qué tanto deben dormir los bebés al día?

    Las horas de los bebés y de los niños deben ser respetadas por todos los que los rodean. No es prudente que los padres perturben el sueño del niño por no tener ningún tipo de contemplación, porque estarían interrumpiendo un tiempo muy importante de desarrollo y aprendizaje. Las horas en las que debe dormir un bebé y un niño son: 

    • Durante el primer año de vida: 13 a 14 horas al día y de noche. 
    • 2 años de edad: 12 a 13 horas a lo largo del día y la noche.
    • 3 años de edad: 10 a 12 horas diariamente. 
    • 5 a 7 años de edad: 9 a 10 horas diarias.
    • 7 a 9 años de edad: 8 a 9 horas de sueño.
    • Niños de 11 a 12 años en adelante: 8 a 8,5 horas de sueño al día. 

    Maneras para asegurar que el sueño del niño sea placentero

    No solo basta con que tu pequeño pueda dormir toda la noche, sino que sea capaz de disfrutarlo adecuadamente. No querrás que por alguna perturbación desarrolle trastornos del sueño que lo perjudicarán en el futuro, así que toma nota: 

    habitos de dormir para bebes

    • No excedas sus horas de sueño. 
    • Canta una canción de cuna.
    • Dale un baño tibio antes de dormirlo. 
    • Abrigalo adecuadamente de acuerdo a la temperatura del ambiente. 
    • Asegurate de que no hayan alteraciones de ningún tipo en su cuarto. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más