¿Por qué me da hambre por las noches en el embarazo? Cómo controlar el hambre durante el embarazo

mujer embarazada comiendo sano

Muchas veces nos dan antojos por la noche, donde no aguantamos las ganas de comer algo delicioso, sin embargo, esto cambia cuando estás embarazada, los antojos aumentan, así como las dudas ¿es bueno que coma tan tarde? ¿Qué puedo comer?

Para responder a estas interrogantes, te hemos traído una descripción de esos alimentos que no le harán daño ni a ti bebé, ni a ti, a la hora de ingerirlos.

Índice()

    ¿Por qué me da hambre por las noches durante el embarazo?

    Tu cuerpo se encuentra en una fase diferente a su normalidad, puesto a que ahora no sólo te alimentas a ti, sino también a tu bebé, por ello, las ganas de comer en todo momento incluso de madrugada, aumentan de forma considerable.

    Además estás quemando constantemente calorías, por ende es necesario que consumas más y tu cuerpo pide más comida para producir energía. Debes recordar que nos referimos a que debemos comer poco, pero constantemente, no demasiado en cinco comidas al día.

    mujer embarazada sosteniendo porciones de fruta

    Es así como debes cuidar lo que comes y evitar las comidas picantes o muy condimentados, manteniendo así la salud de tu bebé.

    A pesar de que las ganas de comer sean grandes, lo recomendable es que comas constantemente en pequeñas porciones. Si haces esto no sufrirás síntomas como náuseas o vómitos, ya que tu cuerpo estará conforme con las porciones.

    ¿Qué puedo comer por la noche si me da hambre durante el embarazo?

    Lo recomendable es comer comida fresca, como la espinaca o lechuga, las ensaladas son perfectas para las noches, además te quitan el hambre nocturna de embarazo.

    embarazadas comiendo ensalada

    Trata de siempre tener comidas equilibradas, donde esté presente las proteínas y carbohidratos necesarios. Un pollo a la plancha, ensalada y puré de verduras es el modelo ideal para una cena nutritiva y beneficiosa.

    Siempre busca ingerir los alimentos más frescos, ya que los procesados contienen grasas malas que pueden perjudicar la salud de tu hijo.

    Los lácteos también son muy beneficiosos en cuanto a antojos nocturnos, por ejemplo, los yogures con fruta son perfectos para saciar tu apetito.

    Recuerda siempre lavar todas las frutas que consumas, puesto a que estas pueden llegar a tener bacterias por su constante manipulación.

    No te sorprendas si algunas de tus comidas favoritas pueden disgustarte o si las comidas que odiabas te empiezan a gustar, esto es un proceso normal del embarazo.

    Una vez que empieces un plan de alimentación, no tendrás ningún problema con consumir pequeñas cantidades de comida constantemente.

    Para facilitar el trabajo, puedes buscar una guía de comida saludable para embarazadas certificada por tu médico y fuentes confiables.

    Trucos y consejos para evitar el hambre por las noches

    Algo muy recomendable es merendar constantemente frutas que combatan la ansiedad de comer, como la manzana, la cual es ideal para esto.

    También puedes consumir frutos secos o cereales inflados son muy útiles como bocadillo, además estos pueden saciarte perfectamente.

    Al contener mucha fibra y vitamina B estos alimentos son muy beneficiosos para evitar la ansiedad, además no contienen mucho sodio, por lo cual son increíbles para embarazadas.

    Los yogures también son ideales, además, en combinación con las frutas pueden llegar a beneficiarnos en gran medida.

    Cenar temprano también es un hábito muy necesario en el embarazo, ya que, cuando se digiere la comida hay que hacerlo antes de que se haga muy tarde, si no, no podrás descansar correctamente.

    Comer pan integral y despacio puede ayudarte mucho a que no te de hambre por la noche, no tendrás que comer ningún bocadillo de noche.

    Recuerda no distraerte mientras comes, tu cerebro puede desconcentrarse de la comida y lo interpretará como si no hubieras comido demasiado.

    Beber agua también es bastante efectivo contra el hambre por las noches, ya que evitará que más tarde sientas ansiedad. 

    Planea todas tus comidas y no comas chucherías, así no te dará hambre en ningún momento, seguirás un gran horario estricto.

    Por último, recuerda que lo adecuado es dividir las comidas en cinco al día, para evitar la caída de glucosa en el cuerpo. Con estos consejos, no tendrás antojos nocturnos de nuevo y podrás disfrutar de comidas sanas y ricas en vitaminas para evitar estos problemas, tu bebé estarás más sano que nunca.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más