¿Qué puedo hacer o como actuar ante una crisis asmática o ataque de asma? - Primeros auxilios

Cuando un niño presenta muchas difícultades para respirar, probablemente esté sufriendo de asma. Es importante que los padres sepan indentificarla y conocer que esto se produce en los bronquios de los pulmones una vez que se estrechan e impiden el paso del aire.

Muchos niños son propensos a desarrollar asma, especialmente si están expuestos a muchos tipos de alergias. Detectarlo a edades tempranas es la mejor manera de evitar ataques de asma repentinos, y saber cómo reaccionar. 

Índice()

    Reconocer los síntomas de un ataque de asma

    Una vez que los niños son diagnosticados como asmáticos, es crucial que se tenga un cuidado constante. Porque la verdad no se puede predecir en qué momento tendrán un ataque de asma, así que lo mejor será estar prevenidos y saber reconocerlo por sus síntomas más comúnes. 

    sintomas de un ataque de asma

    Los síntomas de un ataque de asma pueden variar dependiendo del niño, y de la gravedad del asma que desarrolle. Así que los padres deberán seguir las instrucciones precisas del médico para evitar que una situación como esa, pase a peores. Sin embargo, los síntomas más comúnes de un ataque de asma son los siguientes:

    • Dificultad grave para respirar. 
    • Dolor en el pecho y opresión.
    • Tos fuerte y constante. 
    • Sibilancia.
    • Al utilizar un medidor de flujo respiratorio, el resultado es muy bajo. 
    • Los síntomas no disminuyen o desaparecen al utilizar un inhalador de rescate. 

    En caso de que tu pequeño no mejor luego de los primeros auxilios, es importante que lo lleves lo más pronto posible al médico. Y probablemente necesite un trataiento de emergencia para mejorar su condición. 

    En cuanto a los padres, el asma no es algo que se pueda tomar a la ligera. Las dificultades respiratorias puedes conllevar graves consecuencias para el cuerpo, y el niño podría caer en un estado de salud grave si no se atiende a tiempo. Seguir las instrucciones del médico al pie de la letra, será la diferencia entre la mejoría del niño o el desarrollo de un escenario mucho peor. 

    ¿Por qué suceden los ataques de asma?

    Los niños pueden desarrollar asma por distintas causas, aunque la más frecuente es por algún resfriado o gripe mal atendida. Ninguna enfermedad infantil debe desprevenirse. Además, el riesgo aumenta si los niños están expuestos al humo del cigarro por culpa de padres fumadores. 

    Los padres deben asegurarse de que los ambientes donde habita el niño, estén lo más limpios posibles y libres de polvo. Durante las estaciones de primavera o verano, se recomienda tener medidas de protección y prevención en caso de que los ácaros en el ambiente provoque algún tipo de ataque de asma repentinamente. Otros desencadenantes del asma pueden ser:

    • Pelo o caspa de animales del hogar como perros o gatos. 
    • Moho, polen o polvo en el ambiente. 
    • Consumo sin prescripción médica de aspirinas u otros medicamentos. 
    • Cambios bruscos de clima, especialmente en épocas frías. 
    • Químicos en los alimentos o en el aire. 
    • Ejercicio muy fuerte para su edad. En este punto, se recalca que no se debe privar al niño de la actividad física, sino permitirle que se ejercite bajo las capacidades de su cuerpo y no más allá. Porque sus pulmones aún no están preparados para resistir una exigencia tan alta. 
    • Emociones demasiado fuertes. 
    • Infecciones virales

    ¿Qué hacer ante una crisis asmática?

    Estas crisis asmáticas pueden ser verdaderamente peligrosas si los padres no toman acción rápidamente. Si tu pequeño está presentando un ataque de asma, deberás darle inmediatamente la medicación broncodilatadora que haya recetado el pediatra. 

    crisis asmatica

    De la misma manera, tienes que aprender a identificar los síntomas prematuros para evitar que la situación empeore cada vez más. Si lo notas cansado, está tocando y frotando mucho su pecho o tiene tos, puede estar en medio de una crisis asmática. 

    Algo que también puede ser de gran ayuda en los niños que no presentan muchos síntomas, es un medidor de flujo respiratorio máximo. Que te indicará cuanto aire está exhalando tu pequeño. No obstante, más importante que el tratamiento es la prevención. Asegurate de:

    • Eliminar la mayoría de los factores desencadenantes del asma. Como el polvo, los ambientes demasiado fríos, sabanas límpias y secas...
    • Consultar regularmente con el pedíatra para que te informe sobre la salud de tu pequeño. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más