¿Qué es la enfermedad infantil de manos, pies y boca? - Causas y tratamientos

Los niños son muy propensos a desarrollar todo tipo de enfermedades, especialmente cuando están muy pequeños. Sus órganos y su no están lo suficientemente maduros, haciendo que estén mucho más expuestos a sufrir de daños que los adultos. ¿Estás familiarizada con la enfermedad de manos, pies y boca? Si no lo estás, conocela para que separ cómo proteger y cuidar a tuus pequeños.

Índice()

    ¿Qué es la enfermedad de manos, pies y boca?

    La enfermedad de manos, pies y boca, es una infección viral que ataca a los niños más pequeños. Se puede visualizar e identificar porque aparecen numerosas llagas o supuraciones alrededor de la boca, seguido por una erupción cutánea en los pies y en las manos. 

    causas de la enfermedad manos pies y boca

    Para todos los padres es importante saber que este tipo de enfermedad no tiene un tratamiento específico. Y la única manera de proteger a tus pequeños, es evitar el contacto a toda costa con otro niño que la tenga. Y de la misma manera, lavar las manos con abundante agua y jabón frecuentemente. Los buenos hábitos de higiene personal desde bebés, disminuirán los riesgos de contraer esta enfermedad viral.

    A pesar de que los síntomas que se desarrollan con esta enfermedad no suelen durar demasiado, es recomendable visitar al pediatra para tener un control más adecuado. Lo más común es que a los pocos días los síntomas disminuyan y el niño mejore, pero siempre es aconsejable estar bajo vigilancia médica. 

    Complicaciones que se pueden desarrollar

    Aunque este tipo de enfermedad no tiene complicaciones muy graves, no es razón para que se descuide su cuidado y su prevención. En algunos casos, la enfermedad de manos, pies y boca, puede causar deshidratación debido a las numerosas llagas que aparecen en la boca y en la garganta, haciendo que se le dificulte al bebé la capacidad para beber líquidos. 

    Tener especial cuidado, sobre todo porque en algunos casos muy contados el coxsackievirus (el causando de dicha enfermedad) puede atacar el cerebro ocasionando enfermedades mucho peores como: 

    •  Meningitis viral: Una infección que ataca a las membranas que protegen el cerebro y la médula espinal. 
    • Encefalitis: Es mucho menos frecuente, y se trata de una inflamación del cerebro que puede costarle la vida.

    ¿Prevención de la enfermedad de manos, pies y boca?

    Ten en cuenta que el único tratamiento contra esta enfermedad es la prevención. Así que mejora la higiene de tu pequeño, además de tomar medidas preventivas como: 

    • Lava las manos de tus hijos y las tuyas cuidadosamente: Las manos debes lavarlas antes y después de ir al baño o de cambiar el pañar. Y sobre todo antes de preparar alimentos y antes de comer. 
    • Desinfecta las áreas comunes de tu hogar: Las áreas en las que permanece el bebé deben estar lo más limpias y desinfectadas posible. Lava con agua y jabó, y luego aplica una solución de agua con lejia. Además, tienes que estar atenta de que la guardería o los centros infantiles tengan un estricto regimen de limpieza que asegure que todas las áreas visitadas por los niños estén adecuadamente limpias. 
    • Enseña a tus pequeños a ser limpios: Mientras mejores hábitos tengan, más prevenidos estarán de contraer esta enfermedad. Explicarles cómo deben lavarse las manos adecuadamente, además de decirles de una manera que lo comprendan el por qué no deben llevarse ningún objeto a la boca.

    En caso de los bebés, asegurate de que todo lo que toque o todo lo que se lleve a la boca esté adecuadamente desifnectado y esterilizado. Recuerda también de cambiar frecuentemente las sabanas de su cuna y cambiar el paño con el que lo secas. 

    Síntomas de la enfermedad

    La enfermedad se manos, pies y boca es transmitida por: Saliva, heces, saliva esparcida luego de estornudar, líquido de ampollas y secreciones nasales o de la garganta. Y atacan rápidamente a quien contagia, provocando que desarrolle síntomas como:

    sintomas de la enfermedad manos pies y boca

    • Fiebre.
    • Dolor de garganta debido a las llagas. 
    • Enrrjecimiento de la piel.
    • Lesiones dolorosas en la piel.
    • Encías y parte de adentro de las mejillas llenas de ampollas. 
    • Pérdida del apetito. 
    • Erupción cutánea en las manos y en los pies. 
    • En algunos ocasiones la erupción está acompañada de ampollas. 
    • Irritabilidad y pérdida de sueño en los niños más pequeños. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más