¿Cómo educar un hijo rebelde y grosero? Técnicas para tratar a niños desobedientes

Cada hijo es diferente, por lo tanto, la forma en que manifiestan los sentimientos de rebeldía, varía en cada niño. Muchas veces protestar significa no estar de acuerdo con alguna cosa.

Si eres padre, y tu caso es que tienes un hijo rebelde y grosero, sigue leyendo este artículo para conocer causas, el por qué tienden a comportarse de esa manera y qué hacer para tratar con este tipo de comportamientos.

Índice()

    ¿Por qué mi hijo es rebelde y grosero?

    Psicólogos a lo largo de los años han estudiado estas conductas, y llegan a la conclusión de que la rebeldía, en cierto punto es normal y natural. Ya que esta conducta forma parte del crecimiento (a nivel psicológico) de nuestros hijos. Lo que muchas veces sucede es que los hijos empiezan a ver como interactúa el mundo a su alrededor.

    madre inculcando en sus hijos valores en el hogar

    Esto los hace ver cómo funcionan ciertas cosas en su entorno, en otras palabras, que empiezan a desarrollar el criterio propio. Esto hace que sus opiniones empiecen a diferir con las de otras personas, incluyendo los padres.

    Otro motivo por el cual puede que tus hijos se comporten de manera grosera y grotesca, puede ser la falta de respeto y amabilidad en los miembros de tu hogar. Son valores importantes que debes inculcar cuando el niño es pequeño.

    Ya qué si esto no sucede, cuando crezca, puede desafiar la autoridad de cualquiera. Ahora, ¿Qué puedes hacer para que tu hijo cambie ese mal comportamiento?

    Cómo puedes educar a un hijo rebelde

    La educación empieza primordialmente en el hogar, cuando el niño está aún pequeño. Debes aprovechar al máximo esa edad para enseñarle buenos valores y principios. De manera que al ir creciendo los irá poniendo en práctica y no se olvidará de ellos.

    Si tu hijo te habla de mala manera, evita a toda costa devolverle lo mismo, me refiero a contestar de mala manera sarcásticamente o enojado. Ya que esto puede hacer que se molesten los dos y terminen en una discusión llena de gritos, y son cosas que como padre deberías evitar.

    Sin embargo, no debes ser tan dócil o débil al hablar ya que verá que puede tener el control total de la situación. Por el contrario debe ser una voz con firmeza, fuerte, clara y en una tonalidad adecuada, para que así sepa quién de verdad tiene el control.

    Al ponerse con berrinches en lugares públicos, deberás sacarlo de allí y regañarlo a parte, inmediatamente. Y al llegar a casa deberás castigarlo, quitándole algún juguete favorito o dejándolo sentado en una silla sin poder jugar por varios minutos. De esta manera el entenderá que no puede hacer esa clase de cosas.

    Para irle inculcando cada valor y principio deberás ser paciente, y actuar con firmeza ante todo, pues te ayudará a solucionar este problema.

    Recomendaciones importantes para la disciplina de un niño grosero

    La disciplina es necesaria para ejercer un cambio de actitud. Por eso es necesario que le enseñes a tu hijo, que cada acción tiene consecuencias, que el buen comportamiento trae cosas buenas, y el malo, cosas malas.

    Siempre explícale porqué razón lo estás castigando. Cuales son los límites de su castigo, qué tiene no permitido y qué cosas sí. Inculca en tus hijos, valores como el respeto hacia las personas, generosidad y amabilidad.

    No levantes castigos, ya que verán que no tienes firmeza en lo que dices, ni autoridad y se seguirán comportando de la manera que quieren porque saben que de igual forma les levantarás los castigos. Así que si deseas ver cambios en ellos, ponlos hasta el final.

    padres castigando a su hija

    Cada que vez que tenga una racha de buena conducta, felicítalo por su mejora en el comportamiento. Esto hará que se sientan motivados, a mantener una buena actitud. Con esto irá entendiendo que esa es la actitud correcta.

    No debes ser tan severo con la disciplina que le das a tu hijo, ya que esto puede criar rencor en ellos y no tendrán respeto sino molestia o enojo hacia ti.

    Evita utilizar palabras fuertes, porque de esto ellos aprenderán más. Ya que no están viendo un ejemplo o patrón correcto, de lo que se les está inculcando, y enseñando que concuerde en su totalidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más